Como se debe dar una clase y por qué



Quisiera que el profesor al llegar a clase se presentara como uno más de la misma, pero con la firmeza suficiente para que el alumno sepa quien manda en clase y no solamente en lo académico.

Que haga que el alumno sienta interés por la asignatura, haciéndola amena, divertida y así las clases serán más entretenidas, con opiniones y ejercicios en los que todos los alumnos colaboraran.

No tendrá que ver el alumno en una asignatura si se le da mal, una cuesta imposible de superar, y que eso lleve a que abandone la materia; que el alumno se sienta cómodo con el profesor y ante la menor duda pregunte, y a su vez este conteste de forma amable y comprensible.

Una vez entrados en materia y centrados en la misma, hacer un repaso de la clase anterior y realizar ejercicios y así sin darnos cuenta, entrar en el nuevo tema. Preguntar a aquellos alumnos que más les cuesta asimilar la asignatura, si bien con ello tampoco se debe parar el ritmo de los que más saben o han entendido el tema. A veces ese pequeño empujón hace que el alumno apruebe o al menos entienda la asignatura.

Otra cosa que haría en clase sería hacer varios equipos con los mismos alumnos y que estos escribieran unas preguntas de la materia que se está dando, para preguntárselas al equipo contrario, puntuando en un periodo de tiempo más o menos corto y creando así en el alumno un interés por ganar a los equipos contrarios, y ganar el concurso de su clase. ¿Y por qué no enfrentarlos a otras clases de su mismo curso?. Equipos mixtos o de chicos o chicas solamente. Algo diferente y que motivará seguramente a los chicos a estudiar.

Todo ello en las asignaturas en las que por supuesto fuera posible hacerlo y con el visto bueno del claustro de profesores del instituto y del jefe de estudios. Creo que esas serían unas clases diferentes y amenas.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Dualismo o monismo?