¿Podemos conocerlo todo?

Conocer todo es algo imposible, los humanos tenemos una inmensa curiosidad por el saber más y más de todo cuanto nos rodea, es algo natural.

Pero eso nos lleva a estudiar como solucionar un problema que está ahí y cuyas soluciones nos plantean otras nuevas inquietudes y necesidades. En su tiempo, los egipcios hicieron sus pirámides con no sabemos qué métodos de construcción, que ellos sí conocieron y nosotros aún estando ahí, no alcanzamos a saber como la realizaron.

Quién iba a pensar que las locuras de Ícaro y su afán de volar nos llevarían hoy a que el hombre volara y fuese una de las cosas más normales del mundo, y que la visionaria imaginación de Julio Verne o Leonardo da Vinci fuera una fuente inagotable para estudiar y crear naves submarinas u otros artilugios.

Las curiosidades del ser humano por conocer cosas nuevas o solucionar viejos problemas nos hace estar en constante evolución, unas veces por necesidad (curar enfermedades que causan gran mortalidad), otras veces por el mero egoísmo de ser los primeros en algo, o simplemente por mera curiosidad y vanidad.

Podríamos pensar que conocemos todo y que son ciclos de ida y vuelta, solo que tenemos lagunas en nuestra memoria que nos hacen olvidar las cosas y tener que volver a pensar en como solucionarlas.

Pero eso aquí, y ¿en el universo lo conocemos todo? Rotundamente no, dado que el conocimiento dicen, no ocupa lugar y hará que siempre estemos dándole vueltas a todo cuanto nos rodea.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Como se debe dar una clase y por qué

¿Dualismo o monismo?